Cuando la autoexigencia nos bloquea

Cuando la autoexigencia nos bloquea

Las personas muy perfeccionistas, obsesivas, controladoras, tienen un nivel de autoexigencia muy elevado, y como todo lo extremo tiene una parte positiva y otra negativa.

La positiva es que estas personas son perseverantes, predispuestas, tienden a mejorarlo todo y se esmeran mucho en todo lo que hacen. Buscan la mejora personal.

La parte negativa es que cuando su forma de pensar se vuelve rígida y solo validan sus propias creencias, caen en la trampa de la autoexigencia más destructiva, donde solo vale lo que ellas consideran adecuado para si mismas.

  • Entran en el bucle extremista del todo o la nada y pierden la capacidad de la flexibilidad, la resiliencia o la compasión para consigo mismas.
  • Se hablan de forma desagradable, autoritaria.
  • Se cuestionan constantemente su valía, solo resaltan y validan sus carencias.
  • Se magnifican los errores y fracasos, poniendo en duda las propias capacidades.
  • Se genera un conflicto interno entre la autoexigencia y la incapacidad de llegar a ello. Nada es suficientemente bueno y se genera un bucle de soluciones intentadas, frustración, estrés y cansancio.

Son muchas las personas que vienen a consulta con problemas de ansiedad, miedos y ataques de pánico por no poder avanzar en su vida como desean. No pueden estar al 100%, «que es como deben estar», su autoexigencia les obliga a estar siempre al máximo nivel y ser perfectas.

Cómo se trata en psicoterapia la autoexigencia:

Son muchos los aspectos a tratar en psicoterapia. La autoexigencia suele abarcar todas las áreas que ha desarrollado una persona, ya que es una capacidad que depende de uno/a mismo/a.

El tratamiento siempre es personalizado y adaptado a las características y necesidades de la persona que consulta. pero a nivel general, se han de trabajar los siguientes aspectos:

  • Nivel de ansiedad y ataque de pánico. Si están presentes, es importante tratarlos en primer lugar, ya que el miedo y las preocupaciones excesivas bloquean otras capacidades.
  • Las creencias erróneas sobre sí mismo/a, los demás y el mundo.
  • El auto boicot y los límites de la autoexigencia.
  • Las trampas y auto engaños diarios, que se asumen como verdades.
  • Las excusas diarias que aparecen para desplazar el foco de atención.
  • Flexibilidad mental y resiliencia, el todo o la nada está pasado de moda. hay una gran gama de opciones intermedias.
  • Desarrollo de capacidades para estar aquí y ahora y dejar de pensar en un futuro lleno de «¿Y si?».
  • Valoración positiva de los logros en un nivel de exigencia adecuado.
  • Auto motivación y desarrollo de nuevas capacidades y competencias funcionales.
  • Etc.

No busques ser perfeccionista, basta con ser responsable. La autoexigencia y la conducta perfeccionista son enemigas del equilibrio. Patricia Ramírez. Psicóloga

Cuando no podemos estar al 100%, autoexigirnos estar de una forma que no podemos, es aferrarnos a la frustración y la incapacidad. Lo importante es dar lo que podamos dar en cada momento, unas veces más y otras menos, ser auto compasivos y flexibles con cada una de nuestras necesidades o metas.

Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Araceli González. Tú psicóloga en Murcia.

#autoexigencia #desarrollopersonal #estrategiascognitivas #psicologosmurcia #psicologiamurcia #tumenteenforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.