Cuando la autoexigencia nos bloquea

Las personas muy perfeccionistas, obsesivas, controladoras, tienen un nivel de autoexigencia muy elevado, y como todo lo extremo tiene una parte positiva y otra negativa. La positiva es que estas personas son perseverantes, predispuestas, tienden a mejorarlo todo y se esmeran mucho en todo lo que hacen. Buscan la mejora personal. La parte negativa es...